¿Por qué no funciona tu presupuesto? (Parte II)

En una entrega anterior revisamos cuatro errores que puedes estar cometiendo a la hora de hacer tu presupuesto y recomendaciones para evitarlos. 

Ya hablamos de la importancia del presupuesto pero nunca está de más recordarla. Amigos, lo que no se mide no se puede mejorar. La hiperinflación nos desordena y sí, el presupuesto no va a ser perfecto y vamos a tener que ajustarlo continuamente. Pero si no lo hacemos estaremos completamente a la deriva y a merced de todo el caos que nos rodea.

No se desanimen, ¡ustedes pueden! Nosotros también nos enfrentamos diariamente a este entorno y es un monstruo que se puede domar. Aquí vamos con cuatro razones más que nos hacen fracasar:

5-  Tu núcleo familiar habla poco o nada acerca de las finanzas.

Las reuniones familiares son fundamentales para el éxito en las finanzas del hogar. Conversarlo ayudará a entender las motivaciones de los miembros de la familia. Negociar y establecer metas contribuirá a generar nuevas ideas y estarán todos alineados y remando en la misma dirección.

6- Tu presupuesto es complejo, lineal y rígido.

Así como una dieta muy estricta termina generando un efecto rebote, un presupuesto muy estricto termina empeorando tu situación.

A la hora de planificar es necesario tomar en cuenta que cada mes es diferente. Piensa en tus propios ciclos, reflexiona acerca de cómo podrían fluctuar los ingresos y gastos y sobre todo, sé flexible.

Hazlo simple, agrupa aquellos gastos que no podrás disminuir o eliminar y enfócate en trabajar en los que sí.

7- Dependes de una sola fuente de ingresos.
Cuando dependes de una sola fuente de ingresos y se interrumpe –pierdes tu trabajo, tus clientes o tu negocio no genera ingresos– eres demasiado vulnerable.

Tener más de una fuente de ingresos te ayudará a sobrellevar fluctuaciones que pueden presentarse y la libertad para tomar decisiones financieras basadas más en tus motivaciones que en el saldo de tu cuenta.

8- Presupuestas antes de haber recibido tu ingreso.
No cuentes los pájaros antes de nacer. Solo asigna trabajo a tu dinero cuando ya esté en tu cuenta. Estarás más tranquilo, consciente y evitarás compromisos que después no puedas honrar.

Esta recomendación es especialmente para personas con ingresos de trabajos independientes: autoempleados y emprendedores. No asuman compromisos ni gasten con ingresos inciertos, no importa qué tan “segura” sea esa venta ni qué tan fiel haya sido ese cliente, hasta que el dinero no esté en tus manos es como si no existiera.

Aplica estas recomendaciones de acuerdo a tu propia realidad. Dedica tiempo a este tema, no es necesario hacerlo todo bien, poco a poco podrás mejorar hasta lograr tu bienestar.

¡Manos a la obra!


Artículo escrito por Rafael Alvarez para la Revista Estampas, publicado el 13-01-2020

https://www.estampas.com/educacion/59519/por-que-no-funciona-tu-presupuesto-parte-ii

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enquire now

Give us a call or fill in the form below and we will contact you. We endeavor to answer all inquiries within 24 hours on business days.