¿Por qué no funciona tu presupuesto? (Parte I)

Hay gente que se desanima, se frustra y pierde motivación en hacer y mantener un presupuesto. Piensan que no funciona y que no vale la pena ya que de todas formas el dinero no les va a alcanzar. ¿Alguna coincidencia?, ¿lo has pensado alguna vez?, ¿tomas tiempo para hacer esto?

Es natural que esas emociones nos invadan y saboteen cualquier esfuerzo por mantener un control. Como esa persona deprimida por su sobrepeso y come para sentirse mejor, lo que ocasiona que aumente aún más, entrando en un círculo perverso.

Compartimos una lista de los errores que podrías estar cometiendo y recomendaciones para evitarlos.

1- No conoces ni llevas registro alguno de tu comportamiento financiero

Lo que no se mide no se puede mejorar. Sin un registro detallado de tus ingresos y gastos será difícil mejorar tu situación. Los beneficios de hacerlo son:

  • Identificar el uso que le das a tu dinero, sus patrones, las “fugas” de dinero, los hábitos de tu rutina que puedes ajustar y que contribuirán a eliminar el exceso o derroche escondido en la cotidianidad.
  • Impedir que la negligencia, emociones, presión social, los errores o falta de foco sean los causantes del uso inapropiado del dinero.
  • Evitar los ladrones de tu dinero -incluyéndote-, saber cómo defenderse de ellos y aprovechar el dinero que pierde o usa de manera ineficiente.
  • Desarrollar tus capacidades personales y nuevos hábitos.

2- No le asignas trabajo a tu dinero ni priorizas

Si te esfuerzas tanto para generar tus ingresos al menos sé tú el jefe y que ese dinero esté destinado a lo que es importante para ti.

Asigna un trabajo a cada centavo que ganes. Así evitarás que el dinero ocioso termine despilfarrándose y, por el contrario, estará produciendo más dinero.

3- Vives un estilo de vida por encima de tus ingresos

Alguien me dijo una vez: “lo obvio es tan obvio que lo obviamos”. Este error es una de esas cosas obvias… Si gastas más de lo que ganas no vas a llegar a ningún lado.

Disminuye gastos innecesarios para ti y haz crecer la brecha entre lo que ganas y lo que gastas.

4- No te anticipas

Existen gastos poco frecuentes que pueden desajustar tus finanzas: inscripción en el colegio, pago de universidad, servicio del carro, pago de seguros, impuestos, cuotas especiales, reparaciones.

Divide en mini partes mensuales esos gastos para que cuando llegue el momento no te tomen por sorpresa. Haz un fondo para emergencias para reparaciones inesperadas: comprar un caucho, reposición de celular, etc.

Al cabo de unos meses tendrás una sensación de logro y estabilidad. Además, fortalecerás tu autocontrol.

En la siguiente entrega revisaremos otros errores por las que tu presupuesto no funciona, que con simples acciones podremos solucionar. 


Artículo escrito por Rafael Alvarez para la Revista Estampas, publicado el 06-01-2020 https://www.estampas.com/educacion/58955/por-que-no-funciona-tu-presupuesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enquire now

Give us a call or fill in the form below and we will contact you. We endeavor to answer all inquiries within 24 hours on business days.