Probablemente piensen que nada acaba más rápido con el romance que tener que hablar de dinero. Y es que hacerlo, con quien sea, suele ser incómodo y delicado. La educación, religión, nuestro sistema de creencias y valores tienen mucho que ver acá, el problema de esta realidad es que, nos guste o no, el dinero impacta en muchas áreas de nuestra vida en pareja. No hablar de forma honesta y abierta sobre el dinero, puede tener consecuencias letales para una relación. 

Queremos proponerles una práctica que nos has funcionado a nosotros y que recomendamos ampliamente incluir en sus hábitos financieros familiares: una “cita” financiera mensual, donde tendrán la oportunidad de definir y revisar sus metas, compromisos pendientes y si el dinero se está utilizando según los acuerdos establecidos. 

 ¿Por qué esto podría ser bueno para ustedes?, les ayudará a:

  • Comprender cuáles son las expectativas, hábitos y deseos de tu compañero de vida sobre el dinero.
  • Determinar cuáles son sus prioridades: individuales y como pareja.
  • Evitar caer en suposiciones sobre “lo que se debía hacer”.
  • Si no existe, diseñar un presupuesto familiar en el que ambos estén alineados y satisfechos.
  • Revisar los eventos del mes, determinar si hubo sorpresas y cómo prepararse para atenderlas si en el futuro vuelven a repetirse.
  • Establecer metas de largo plazo. ¿Cómo se ven en los próximos 5, 10, 15 ó  20 años? Y qué deben empezar a hacer desde hoy para construirlo.
  • Estar alertas a eventos financieros próximos a ocurrir (pagos de seguros, cuotas de créditos, apartados para vacaciones, educación, etc).

Es posible que, al principio, uno de los dos sea el que lleve la batuta y eso es normal.

No dejen que pase más tiempo, asignen una fecha y cúmplan con su cita financera. Aunque requieran un poco de esfuerzo, se sentirán más tranquilos, y lo mejor es que sus finanzas y su relación de pareja mejorarán de forma significativa.

Una recomendación final para la cita: ¡háganlo divertido! No porque estemos hablando de finanzas tiene que ser tedioso y aburrido. Hagan la reunión en un lugar distinto, preparen algo rico para comer (en mi caso me convencen con un buen postre), hasta incluyan una botella de vino, lo que ustedes consideren pueda convertir esta velada en algo especial. No solo estarán hablando de de pagar cuentas, sino del tipo de vida que desean construir y vivir juntos. 

Si desean profundizar sobre este tema, les invitamos a pre inscribirse en nuestra charla «Finanzas sanas, parejas más felices».


Artículo escrito por Paula Vargas para la Revista Estampas 10/02/2020 http://www.estampas.com/educacion/61602/una-cita%C2%BFfinanciera

Post a comment