Por Paula Vargas y Rafael Álvarez

En nuestro artículo Guía de Finanzas en Pareja (que te invitamos a revisar antes de continuar con este) hablamos de recomendaciones básicas para organizarte financieramente con tu pareja. En este artículo hablaremos específicamente de una herramienta esencial de las finanzas personales:  El plan de gastos.

Un plan de gastos en pareja te permitirá:

  • Usar los ingresos de manera inteligente y ahorrar
  • Identificar el dinero que pierden o que usan de manera ineficiente – controlar los gastos
  • Retomar el control de sus finanzas, lograr sus objetivos y contribuir con el bienestar de la relación de pareja ♥

Revisar con tu pareja el comportamiento de tus ingresos y gastos no es algo menor. De acuerdo a Market Watch al menos el 40% de los problemas de pareja en USA están relacionados con el manejo del dinero. Es probable que en los países menos desarrollados esta cifra sea mayor.

Somos una pareja jóven, construyendo una vida, un patrimonio y un negocio juntos, y queremos compartir con ustedes las cosas que nos han funcionado.

Por dónde comenzar:

Lo primero que deben hacer es hacer una reflexión juntos sobre el dinero, su significado y su uso. En esta reunión es importante tocar los siguientes temas:

  • Identificar cuál es el uso que da actualmente a su dinero, sus patrones, sus hábitos, aquello que funciona bien, aquello que les está saboteando o auto-saboteando.
  • Definir su propósito, lo que desean alcanzar. Desde sus metas a largo plazo hasta la del próximo día y mes.
  • Evitar los ladrones de su dinero -incluyéndolos a Ustedes mismos- y saber cómo defenderse de ellos como un equipo.
  • Desarrollar sus capacidades personales y sus nuevos hábitos.

¿Cuáles son las mejores prácticas?

  • Participen ambos en la construcción del plan de gastos y propónganse objetivos en común. Si bien uno podría llevar la batuta, es muy importante que ambos se involucren y lo hagan en un archivo compartido.
  • Establezcan claramente las responsabilidades sobre pagos de servicios, deudas, movilización de fondos, ajustes entre otros.
  • Tengan una reunión semanal, quincenal o como mínimo mensual para revisar todos los gastos, ingresos e inversiones y hacer correcciones o ajustes de ser necesario.
  • Dividir los gastos por la mitad puede parecer lo más justo, sin embargo, si hay diferencias en el nivel de ingresos de cada uno, en largo plazo se presentarán problemas. Lo recomendable es establecer los montos de ahorro y aportes basándose en la contribución de cada uno.
  • Dejen un espacio todos los meses para la diversión en pareja

Aprendan a ser flexibles. No es necesario hacer todo bien para obtener resultados positivos 🙂

Nos encantaría saber qué les parecen estas prácticas, y sobretodo si tienen las propias, compártanlas con nosotros. Todas las recomendaciones que funciones son bien recibidas.


Autores: Paula Vargas (Econ. MBA) Rafael Alvarez (Lic.ADM-  MBA)

Fuentes: Your Money Geek – Couples Budget.
Uso eficaz del tiempo- José Maria Acosta
10 años presupuestando en pareja 😉