Un apartamento, un carro nuevo, las vacaciones con las que sueñas,  tu jubilación, etc…

Muchas veces pensamos en todo lo que deseamos y nos sentimos frustrados por sentir que nunca lograremos llegar a la meta.

A continuación algunos consejos que esperamos sean de ayuda:

Una cosa a la vez.

Uno puede lograr todo lo que se propone, pero es necesario organizarse y priorizar. Haz una lista específica de lo que quieres  y ordénala según la importancia que tienen para ti.

“3 Cool Goal Setting Techniques” – Arina Nikitina

Comienza con lo que es más importante y enfócate en eso. Una vez conseguido pasa a la siguiente meta. Esto te ayudará a estar más enfocado y motivado.

“2 Secrets to Success: Focus and Consistency” – Arina Nikitina

Separa el objetivo en las diferentes actividades que están relacionadas y establece mini metas para que puedas conocer tu avance y motivarte a medida que logras cada adelanto.

  • Establece el monto estimado de eso que quieres alcanzar y el tiempo en que estimas puedes alcanzarlo. Sé realista, si la meta es muy ambiciosa y el tiempo muy corto puedes terminar frustrado.
  • Define la cantidad mensual que debes ahorrar para lograrlo –recuerda que necesitarás esforzarte- no debe ser demasiado alto en relación a tus ingresos para que no intervenga drásticamente en tu día a día. Hazlo en moneda dura.
  • Aparta de tus bonos, utilidades, caja de ahorro, prestaciones y otros ingresos especiales una cantidad para este fin. Estas son excelentes oportunidades que debes aprovechar.

Teniendo claro lo que quieres y planificándote para alcanzarlo, más rápido de lo que esperas, habrás alcanzado tus metas y lo mejor es que disfrutarás el proceso de llegar hasta allí.

¿Qué te ha parecido éste contenido? Comparte con nosotros los resultados que has obtenido