Leer es una de las actividades más enriquecedoras que existen. Desarrollar el hábito de la lectura no es fácil, sobretodo cuando ya somos adultos y aún más en esta época donde existen tantas opciones de entretenimiento: redes sociales, televisión, servicios de streaming, juegos de video, etc.

¿Por qué es tan importante leer? Leer es gimnasia para el cerebro, ya que esta actividad requiere la coordinación de múltiples funciones cognitivas complejas asociadas con la atención, análisis, pensamiento crítico, secuencial, desarrollo de nuevas  ideas y cadenas neuronales.

Hay otros beneficios colaterales asociados a la lectura como mejorar tu ortografía, ampliar tu cultura y conocimientos, desarrollar la creatividad y estimular la visualización.

En el espíritu de nuestros #RetosECV dedicamos este artículo a recomendaciones que pueden ayudarte a desarrollar el gusto por la lectura, un hábito que tiene el potencial de cambiar tu vida:

  1. Escoge un texto que te motive. Leer debe ser una experiencia placentera, así que busca una historia o contenido que realmente te interese, puede ser relacionado a un proyecto personal que desees desarrollar o simplemente una historia que te pareció entretenida.Como escuchamos en una oportunidad: «si a alguien no le gusta la lectura pero le gustan los caballos, probablemente le sea más fácil leer un libro acerca de los caballos».
  2. No te compliques: Para comenzar busca algo corto y ligero, es importante que no te desanimes.
  3. Crea el ambiente: Busca un espacio donde te puedas sentar cómodamente, te recomiendo un sofá o una silla confortable. Evita empezar a leer en la cama, ya que es muy probable que te quedes dormido. El lugar debe ser preferiblemente silencioso y bien iluminado. Separa tiempo para esta actividad, asegúrate que al menos durante  20 minutos no tendrás distracciones.
  4. Menos es más: 5 ó 10 páginas al día son suficientes para completar cualquier libro de 300 páginas en menos de dos meses ¡6 libros al año!. Pero esto no es una carrera, es más importante disfrutar el contenido y tomarte el tiempo de asimilar la lectura.
  5. Comparte con un amigo. Esto te ayudará a mantenerte motivado, a generar compromiso y es genial para contrastar opiniones e interpretaciones de lo leído. Te recomiendo ampliamente unirte a un club de lectura en tu ciudad o simplemente a crear el tuyo propio con un grupo de amigos.
  6. No te aferres. Si la historia no es lo que esperabas o el contenido te parece aburrido, no te tortures, busca otro texto y ya. Te lo digo yo que tengo un extraño sentido del logro y me cuesta dejar cosas inconclusas, no vale la pena. Leer es un placer, no un castigo.
  7. La práctica diaria es la más poderosa. Así como en otras disciplinas tales como el yoga o la meditación, para desarrollar el hábito de la lectura es más valioso que dediques unos minutos todos los días que 2 horas una vez por semana. Ahora, si la historia te atrapa, quizás sea más bien complicado que puedas parar.

Esperamos que estos consejos te ayuden, si te gustaron y los pones en práctica cuéntanos por acá o en nuestras redes en @espacioconvalor tu experiencia. Si ya eres un lector ávido, entonces comparte cuáles son tus mejores prácticas.

 

happy reading! 📚 💕


 

Post a comment