Los padres tienen la responsabilidad de orientar y guiar a sus pequeños en estos temas sensibles, aunque puedan enfrentarse al dilema de “protegerlos de las amenazas del mundo” y “darles la herramientas para que puedan defenderse”.

La casa es la primera escuela.

En el tema de finanzas personales esta frase nunca fue más cierta, ya que muchas veces es la única escuela que tenemos. En la interacción diaria se forman hábitos, se aprenden conceptos y se heredan paradigmas.

¿Cómo saber que vamos por buen camino?

Preparamos una sencilla guía de Finanzas para Padres que consta 5 aspectos:

  1. Educa con el ejemplo Todo comienza por tus hábitos, en cómo te relacionas con el dinero, como administras las finanzas y cómo te expresas. Tu comportamiento será la herramienta más poderosa en este proceso educativo.
  2. Cuida la palabra: Sobretodo el entorno actual, fíjate mucho en lo que dices y a quien responsabilizas (y por tanto, a quien le otorgamos el control) de tu situación actual.
  3. Empieza por los conceptos básicos: Hablar sobre las finanzas con los hijos suele ser una tarea retadora para muchos padres ya que no quieren generar ansiedad o preocupaciones, y hay otros quienes piensan que los conceptos pueden ser complejos.  Sin embargo, la experiencia dice que mientras antes se aborden estos temas mejores resultados se obtienen. Conceptos como el ahorro, ingresos y gastos se pueden introducir desde muy temprana edad, a través de ejemplos y juegos. Revisa este artículo donde profundizamos más en estas actividades.
  4. Organízate: Estructura tu Kit de Primeros Auxilios Financieros  y planifica una reunión anual con tus seres queridos para informarlos de la situación financiera familiar. Esto más que ser una buena práctica tiene que ver con un acto de responsabilidad frente a tu familia, sobretodo en el escenario que se presente una falta prematura. En este artículo tienes una guía y formato para hacerlo
  5. Planifica tu jubilación: Llegar al retiro con tus finanzas en orden y con los medios suficientes para mantener tu estilo de vida es el mejor regalo que puedes dejarle a tus hijos. Además que les enseñaras la importancia de la preparación y el poder del ahorro de largo plazo.

La orientación adecuada en las primeras etapas puede marcar la diferencia en la vida adulta de tus hijos. La educación es un proceso constante, no dejes de actualizarte en materia financiera para adquirir las herramientas que te permitan prosperar en cualquier entorno.

Cuéntanos, ¿qué haces hoy en día para educar a tus hijos sobre las finanzas? ¿qué actividades te han funcionado?