“La mejor recompensa de convertirte en multimillonario no es la cantidad de dinero que ganas. Es el tipo de persona en la que tienes que transformarte para convertirte en multimillonario “. – Jim Rohn

La mayoría de las personas desean que sus circunstancias cambien mágicamente. No tienen el deseo de mejorarse a sí mismos para que puedan mejorar proactivamente sus propias circunstancias.

A diferencia de la mayoría de las personas, que simplemente esperan y desean suerte, puedes tratar de convertirte en el tipo de persona equipada con las habilidades necesarias para hacer un trabajo altamente influyente. El tipo de trabajo que puede resolver problemas apremiantes, mejorar la vida de otros y ser notado por personas importantes que comparten tu trabajo.

La calidad de quién eres como persona y el trabajo que haces, está completamente bajo tu control. Pero no puedes desear que ocurra. Debes convertirte en el tipo de persona que naturalmente atrae el éxito que buscas.

Así es cómo se logra convertirse en multimillonario:

Invierte al menos el 10% de tus ingresos en ti mismo:

¿Cuánto inviertes en ti mismo? / ¿Qué tan comprometido estás contigo?

Cuando se trata de mejorar, al invertir el 10% en ti mismo obtendrás el  100% o más en esa inversión. Por cada dólar que gastes en tu educación, habilidades y relaciones, obtendrás al menos 100 dólares en devoluciones.

Debes invertir un mentor, tutorías o asesoría de alta calidad que estén comprometida con el éxito de tus objetivos. Adicionalmente invierte en programas educativos, tales como cursos en línea, libros, productos de calidad como alimentos y descanso apropiado. Tu nivel de éxito está generalmente vinculado a tu nivel de inversión. Si no obtienes los resultados que deseas, es porque no has invertido lo suficiente para obtener esos resultados. ¿Qué tienes poco dinero? Piensa en cuanto inviertes hoy en entretenimiento, ropa y gustos. Se trata de un tema de prioridades.

Tu inversión número 1 debe ser en ti mismo.

No trabajes por dinero, trabaja para aprender

Las personas ricas y felices trabajan para aprender. Las personas fracasadas e infelices trabajan principalmente por dinero.

Solo debes gastar el 20% de tu energía en el trabajo real. El resto debe gastarse en aprender, mejorarse y descansar.

Es al “afilar tu sierra” que continuarás convirtiéndote en una persona mejor y más capaz. Por lo tanto, a medida que dedicas grandes porciones de tiempo a convertirte en un mejor pensador, comunicador y mejor en tu oficio, la calidad de tu trabajo seguirá aumentando. Eventualmente, podrás cobrar tarifas MUY altas por tu trabajo, porque nadie más puede hacerlo como tu.

Cuando priorizas en el aprendizaje y en el descanso, durante las horas en las que realmente trabajas, estarás en un estado de flujo profundo. No te distraerás como la mayoría de las personas cuando trabajan. Mientras trabajas al 100% de conexión, puede hacer más cosas en unas pocas horas que la mayoría de las personas en un par de días.

No te concentres en “tiempo y esfuerzo” concéntrate mejor en los resultados:

El fundador de la plataforma exclusiva de coaching empresarial, Strategic Coach, Dan Sullivan distingue entre aquellos que están en la “economía del tiempo y esfuerzo” con aquellos que están en la “economía de resultados”.

Si estás en la economía de tiempo y esfuerzo, estás centrado en estar ocupado. Realmente crees que la cantidad de tiempo y energía que pones en algo merece alabanza. Por el contrario, cuando estás en la economía de resultados, solo estás enfocado en lograr un resultado específico.

La conclusión es lo que importa, y por lo tanto, es muy importante encontrar la forma más efectiva de llegar allí. Esta es una diferencia clave entre empresarios y empleados.

La mayoría de la gente no piensa en términos de resultados porque su seguridad está en un cheque de pago. Sin embargo, cuando cambias tu enfoque de lo poco que puedes hacer a lo que puedes lograr, cambias tu forma de trabajar.

Empiezas a aprender maneras de lograr más rápido. Asumes una mayor responsabilidad. Cambias tu entorno.

Define que significa “riqueza” y “éxito” para ti:

El éxito y la riqueza no son solo acerca de dinero.

Hay muchas personas que tienen dinero y tienen poco “capital” en otras áreas clave de sus vidas. El dinero, obviamente, es muy importante. Soluciona muchos problemas. Ayuda a acelerar ciertos procesos y etapas.

Pero el dinero es una herramienta. Es un medio para un fin. Para aquellos que participan en un trabajo en el que realmente creen, el dinero es simplemente una herramienta para hacer más trabajo.

Invierte al menos 10% de tus ingresos en medios que generarán más dinero

Muy pocas personas crean verdadera riqueza. Incluso aquellos que tienen altos ingresos no son verdaderamente ricos. La mayoría de los estilos de vida de las personas coinciden con sus ingresos. Cuando hacen más, consumen más. De hecho, la mayoría de las personas gana dinero solo para consumir.

Empieza a invertir  HOY. Infórmate y busca uno o varios medios de inversión donde puedas colocar al menos el 10% de tus ingresos. Eventualmente, esas inversiones pueden incluso comenzar a producir más ganancias que tu negocio o trabajo actual.

El interés compuesto es real. Si inviertes el  10% durante un período de tiempo suficientemente largo, lo lograrás. A diferencia de la mayoría de los que tienen altos ingresos, podrás DEJAR DE TRABAJAR cuando quieras, porque tu dinero está generando dinero más que suficiente para que puedas vivir cómodamente.

El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El mejor momento para comenzar a invertir también fue en el pasado. Si aún no has comenzado, no se sientas mal y te hundas en el arrepentimiento. El mañana no existe para las personas que no hacen nada hoy.


Este artículo es una traducción y resúmen de la publicación “Want To Become A Multi-Millionaire? Do These 15 Things Immediately” Publicado el 10/10/2017 por Benjamin P. Hardy.