Artículo tomado de Money.com y traducido por equipo Espacio con Valor


Investigadores de una reciente encuesta de IPSOS/USA Today preguntaron a  individuos en edades entre 45 y 65 qué tan preparados se sentían para el retiro. 59% respondió que se sentían entre “bastante” ó “algo” preparados. El mismo porcentaje respondió que esperaban vivir únicamente de sus ahorros. Cuando se les preguntó cuánto tenían ahorrado solo la tercera parte respondió que habían reunido $250,000, y otros pocos habían logrado ahorrar menos $100,000. Todo esto sugiere que una buena parte de los individuos enfrentarán una realidad muy complicada cuando llegue el  momento de la jubilación. Para entender mejor si está recorriendo el camino correcto para un retiro exitoso, responda las siguientes 3 preguntas:

1. Será capaz de generar suficientes ingresos para mantener tu estilo de vida actual?

El saldo de su cuenta de jubilación es en realidad una métrica insuficiente para evaluar si está haciendo progresos adecuados hacia una jubilación segura. Una razón: una suma que puede parecer casi millonaria en términos absolutos puede estar muy lejos de la cantidad de ahorros que necesitará para mantenerse para una jubilación que podría durar 30 o más años.Por ejemplo, un fondo de 500.000 dólares generará ingresos anuales ajustados a la inflación de sólo $ 20.000 al año, aproximadamente, si desea una garantía razonable de poder contar con ese ingreso para el resto de su vida.

Así que en lugar de concentrarse en un número mágico para su fondo, enfóquese en evaluar si está en capacidad de apartar lo suficiente de sus ingresos actuales para que pueda vivir un estilo de vida aceptable una vez que los cheques de pago se detegan.

Esto puede lograrlo a través de una herramienta de planificación de retiro como la calculadora de renta T. Rowe Price, solo necesita ingresar información como su edad, ingresos anuales, el porcentaje de salario que está ahorrando cada año, la edad a la que espera jubilarse, cualquier pensión para la que usted es elegible, y su beneficio proyectado del Seguro Social. La herramienta de T. Rowe Price usará simulaciones de Monte Carlo para estimar la posibilidad de que pueda jubilarse con suficientes ingresos, asumiendo que continúa en su camino actual. Si sus probabilidades de lograr una jubilación segura son inferiores a las que usted espera, puede ver cómo hacer ajustes como ahorrar más, invertir de manera diferente y posponer la jubilación un año o dos puede mejorar sus posibilidades.

 

2. Cuenta con la adecuada combinación de inversiones?

Generalmente, cuanto más años tenga hasta que se jubile, más de sus ahorros de jubilación deseará invertir en acciones. La idea es que dado que las acciones generan mayores retornos a largo plazo que los bonos, los fondos del mercado monetario y las cuentas de ahorro, la inclinación de su cartera hacia las acciones puede ayudarle a construir un colchón de jubilación más grande. Rendimientos más altos conllevan más volatilidad, por supuesto. Pero cuando aún te quedan muchos años para la jubilación, tiene tiempo suficiente para recuperarse de caídas severas de las acciones.

A medida que envejece, sin embargo, desea cambiar gradualmente su mezcla de activos hacia los bonos para evitar ser golpeado con pérdidas cerca del final de su carrera. Tales pérdidas, si son lo suficientemente grandes, podrían obligarle a posponer el retiro o reducir su nivel de vida. Algunas personas no logran hacer esta transición crucial. Por ejemplo, un estudio del Instituto de Investigación sobre Beneficios a los Empleados encontró que en los meses previos a la crisis financiera de 2008 en el cual los precios de las acciones cayeron casi un 60%, 40% de  los inversionistas entre de 56 a 65 años tenían más del 70% de sus 401 (k) invertidos en acciones y casi el 25% tenían más del 90% de su cuenta en acciones. Este es un tipo de riesgo desgarrador que no usted no desea enfrentar en la víspera de la jubilación.

 

No existe la mezcla ideal de acciones y bonos para todos los inversores. Pero usted puede tener una idea aproximada de lo que es correcto para usted en cualquier momento de su planificación de la jubilación, respondiendo el cuestionario distribución de activos y  tolerancia al riesgo de Vanguard. Responda las 11 preguntas diseñadas para abordar temas como el tamaño de las pérdidas que puedes tolerar antes de empezar a sentir ansiedad, cuando esperas empezar a sacar dinero de tus cuentas de retiro y cuántos años piensas que contarás con tus ahorros para la jubilación.  La herramienta entonces recomendará una mezcla apropiada de acciones y bonos y también le mostrará cómo esa asignación y otras más agresivas y más conservadoras han tenido un desempeño promedio en los últimos 90 años y en los mercados ascendentes y descendentes.

 

La cartera que usted diseñe no tiene que ser complicada ni colapsar con cada nuevo instrumento que la industria de los servicios financieros produzca. De hecho, mientras más simple, mejor. Su objetivo es construir una mezcla simple pero eficaz de fondos que le dé exposición a todo tipo de acciones (pequeñas y grandes, crecimiento y valor), así como una mezcla diversificada de bonos de grado de inversión (gubernamentales y corporativos con distintos rango de vencimientos). Puede hacerlo con sólo unos cuantos fondos de índices de bajo costo ampliamente diversificados -o, si desea mantener las cosas aún más simples, un fondo de retiro de fecha objetivo.

 

Una vez que se haya establecido una asignación de bonos y acciones con la que se sienta cómodo, resista la urgencia de cambiar, independientemente de las predicciones del mercado de los expertos (que, como vimos el año pasado en las elecciones de Brexit y Trump, pueden estar espectacularmente equivocadas). En su lugar, mantenga su mezcla, excepto quizás para reequilibrar periódicamente o para cambiar a una postura de inversión más conservadora a medida que se acerca la jubilación.

 

3. Cómo será realmente tu estilo de de vida en el retiro?

Cuando la jubilación todavía está varias décadas en el futuro, es aceptable calcular su meta de ahorro  asumiendo que usted requerirá, entre el 70% a 90% de su renta pre-retiro para vivir un estilo de vida cómodo en ésta última etapa. Pero una vez que está a 10 años o menos de la meta, ustede deberá  obtener una  aproximación más precisa en cuánto realmente va a gastar. Y para lograrlo  tendrá que hacer un poco de planificación de estilo de vida pensando seriamente en cómo va a pasar su tiempo en la jubilación, una vez que su horario de 9-a-5 ya no está allí para proporcionar estructura a sus días y semanas.

 

Responda las siguientes preguntas: ¿Va a quedarse en su ciudad o pueblo actual o va a trasladarse a una nueva área? Si planea quedarse donde está, ¿permanecerá en su casa actual o reducirá su tamaño a algo que es menos costoso mantener? ¿Viajará intensamente, o permanecerá cerca de su hogar? ¿Se imagina trabajar a tiempo parcial, ya sea por el dinero o para mantenerse en contacto socialmente?.

 

Y hablando del contacto social ¿cuenta con amigos y familiares en los que puede confiar para la compañía y el apoyo después de su jubilación? Las investigaciones demuestran que los jubilados que tienen una sólida red de amigos y familiares son casi tres veces más propensos a estar satisfechos con su jubilación que aquellos que carecen de un círculo de amigos con los que pueden pasar tiempo y compartir actividades.

 

Responder a este tipo de preguntas es importante por dos razones. Primero, la manera en que usted vive afectará directamente su gasto del retiro. Cuanto más activo esté y más se dedica a viajes y otras actividades de ocio, por ejemplo, más ingresos necesitará para soportar su estilo de vida. Pero este tipo de planificación también es importante porque puede ayudarle a hacer mejor la transición del mundo del trabajo a la jubilación. Después de todo, dados los aumentos en la esperanza de vida, usted podría terminar fácilmente gastando más de los 30 años planificados. Cuanto mejor se prepare para esa fase de la vida, más agradable y satisfactoria es probable que sea.

 

Una vez que haya hecho este tipo de planificación, puede diseñar un presupuesto de jubilación más riguroso. Puede ajustar los números a medida que se acerque a la jubilación, momento en el que también puede obtener una mejor idea de si sus ahorros y otros recursos pueden realmente apoyar el estilo de vida que le gustaría llevar.

 

Obviamente, existen un montón de otros asuntos que usted necesitará considerar antes de su jubilación, incluyendo cuándo comenzar a cobrar el Seguro Social y si usted quisiera más renta garantizada que solamente la que el Seguro Social le puede proporcionar. Pero si empieza con las tres preguntas anteriores y las revisas de vez en cuando al acercarte al final de tu carrera, podrás medir si realmente estás avanzando hacia la jubilación. Más importante aún, reducirá sus posibilidades de ir al retiro creyendo que está más preparado de lo que realmente es.

Link al artículo original: http://time.com/money/4676043/retirement-income-ready-questions/

Autor: Walter Updegrave Publicado: 22 Febrero de 2017